Páginas vistas en total

lunes, 1 de agosto de 2011

Toros 2011. Así, NO.

Han terminado los tradicionales festejos taurinos de Guadalupe 2011, que este año se han adelantado un mes por decisión de la nueva corporación municipal. Una semana de fiesta da para mucho, y tenemos que ser consecuentes con lo que hacemos y responsables de nuestros actos. En la madrugada del Viernes y durante la lidia de dos vacas y un toro, el personal se divertía haciendo sus botellones en el atrio del Monasterio y alrededrores de la plaza. Jóvenes de todas las edades beben y bailan, se divierten. Hasta aquí todo normal, lo que no se puede consentir es que después de una noche de fiesta a lo pies de un monumento declarado Patrimonio de la Humanidad, al día siguiente ese lugar parezca el escenario de un accidente aéreo. Basura y más basura por todas partes. Plástico, vidrios, bolsas, latas... El toro que estaba en la plaza en ese momento tiene más sentido común que todos nosotros. La dehesa es su casa y la cuida, no la destruye. Estos chicos que han llevado el botellón para divertirse, cuando terminan lo recogen y se lo llevan, porque todo, absolutamente todo lo que han consumindo se recicla y lo menos que podemos hacer cuando llegamos a un lugar limpio, es dejarlo como lo encontramos. Asumamos de una vez que no todos somos iguales, pero que compartimos hábitat, y el que quiera convivir con la mierda que lo haga en su casa. Lo triste es que la organización del festejo ( Ayuntamiento ), no tenía nada previsto para este caso... ASI, NO. Miguel Angel Baños.

1 comentario:

  1. Claro que no me gustaría ver al monasterio así...
    Stéphanie

    ResponderEliminar